Su familia, empresa y profesión son lo más importante en la vida de María del Pilar García de Béjar. Tanto lo son, que en su día a día siempre está disfrutando de todas ellas en un ambiente familiar, pero también de mucho movimiento

García, quien estudió Diseño Interior en la Universidad Laica Vicente Rocafuerte y en la Florida International University of Miami, asegura que su mejor proyecto realizado hasta ahora ha sido una empresa que fabrica muebles y a la vez es un centro de Diseño. Tenía apenas 20 años cuando, con la ayuda de su esposo Jhonny Béjar Portilla, montó el negocio al que ahora se ha integrado su hija Ana María, una arquitecta que siguió los pasos de su progenitora.

Por eso cuando se refiere a su trabajo y sus logros, García casi nunca habla en primera persona. Por ejemplo al consultarle sobre algún proyecto especial que haya desarrollado o que esté en sus planes futuros, ella responde: “Uno de nuestros proyectos actuales es la alianza estratégica que hicimos con Pronobis, donde el equipo de Diarte realizó el diseño interior y amoblamiento del departamento modelo de su último proyecto Spazio, brindando atención y asesoramiento personalizado a cada propietario...”. Luego acota: “Puedo decir que somos expertos en departamentos pequeños y suites”.

Para esta interiorista, parte del éxito de su trabajo es elegir materiales de calidad. Considera que cualquier producto o material “protagonista” en el diseño interior debe tener buenos acabados y seguir las últimas tendencias.

A García no parece afectarle la competencia, dice que esta es buena “porque nos impulsa a mejorar...”.

Pone como ejemplo que la estrategia de su empresa no solo es vender los muebles sino además todo lo que se necesita al momento de decorar una casa, incluyendo el servicio y asesoramiento completo en diseño.

Hace poco tuvo una clienta cuyo esposo, acostumbrado a tomar todas las decisiones en su hogar, había dejado en manos de ella la decoración total de un nuevo departamento que habían comprado. “Luego ella puso toda su confianza en nosotros y elegimos todo, desde los muebles, adornos, alfombra, iluminación, hasta la vajilla, servilletas y un ramo de flores de bienvenida. Cuando el esposo vio el departamento estuvo maravillado del resultado, fue una linda sorpresa”, rememora la especialista.

Así es María del Pilar García, una mujer que disfruta de su trabajo, un trabajo que le permite “dar felicidad a cada uno de nuestros clientes, diseñando en forma personalizada proyectos únicos que cubran sus expectativas”.

Fuente: expreso.ec